Critican en ONU la actitud antipalestina y antimusulmán de Argelia

Argelia privó así a Al Haram Acharif de la expresión de la condena de la Umma islámica a la profanación de este lugar altamente sagrado por un ministro israelí el pasado martes.

0

 

Rue20 Español/ Nueva York

 

 

Los diplomáticos árabes-musulmanes en Nueva York se escandalizaron durante una reunión de urgencia del Consejo de Seguridad de la ONU sobre la cuestión palestina por la actitud de la Misión argelina que condenó al silencio al Grupo de la Organización de Cooperación Islámica (OCI), por una referencia al Comité Al-Quds y a su presidencia.

 

Durante esta reunión celebrada el jueves, Argelia privó así a Al Haram Acharif de la expresión de la condena de la Umma islámica a la profanación de este lugar altamente sagrado por un ministro israelí el pasado martes.

 

Estos diplomáticos estaban horrorizados por la odiosa actitud de Argelia que sacrifica la causa de la mezquita de Al Haram Asharif, silenciando al Grupo de la OCI por segunda vez consecutiva en el espacio de unos pocos meses, por una sola razón: su adversidad hacia Marruecos.

 

En vano, varios embajadores árabes intentaron disuadir al representante permanente de Argelia ante la ONU, Mohamed Ennadir Larbaoui, de este comportamiento antipalestino y antiárabe-musulmán en un momento en que la causa palestina necesita el mayor apoyo y solidaridad del mundo islámico.

 

Según fuentes próximas a la OCI, la presidencia pakistaní del Grupo llegó a introducir una referencia que destacaba el papel de Argelia y de su presidente en favor de la causa palestina, con el fin de hacer entrar en razón al representante permanente argelino. Sin embargo, incluso este gesto fue rechazado, hasta el punto de que el odio obsesivo de Argelia hacia Marruecos prevalece sobre su propio país y su propio presidente.

 

Algunos diplomáticos confiaron en privado que, mientras el Consejo de Seguridad rechazaba y condenaba unánimemente los actos de profanación del ministro israelí, Argelia optó decididamente por la desunión en el Grupo de la OCI ante este acto condenable.

 

Además, varios diplomáticos han expresado en privado su profunda desaprobación por la transposición en Nueva York del problema de Argelia con su vecino marroquí y el poco respeto que Argelia concede a su presidencia de la Cumbre de la Liga Árabe.

 

El país anfitrión de la última Cumbre Árabe, cuyo lema era «Unir las filas», renegó descaradamente de su compromiso, demostrando así a la comunidad internacional que Argelia no tiene ningún interés ni en las causas árabo-musulmanas ni en la cuestión palestina, y mucho menos en la profanación israelí de la mezquita de Al-Aqsa.

 

Argelia demuestra así a diario que prefiere sacrificar la sagrada causa palestina que une a los países árabes y musulmanes, con el único objetivo condenable de oponerse a cualquier referencia al Comité Al-Quds de la OCI y al papel unánimemente apreciado de su Presidente.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.