25 C
Rabat
martes, julio 16, 2024

Margallo en su laberinto: moldeando a los españoles sobre Marruecos

 

 

Rue20 Español/ Mohammedia

- Anuncio -

 

 

Toufiq Slimani

 

 

- Anuncio -

Qué mala memoria tiene José Manuel García-Margallo, ex ministro de Asuntos Exteriores de España. Sus declaraciones siguen dando mucho que hablar, pero sin ninguna influencia. Parece que el señor Margallo se rinde a cualquier circunstancia. Para hacer publicidad a su nuevo libro España en su laberinto todo es posible.

 

 

En diciembre de 2021, en plena crisis hispano-marroquí por la acogida del presunto líder del Polisario, Brahim Ghali, en España, Margallo decía una cosa, y hoy, cuando Pedro Sánchez, presidente del Gobierno español, optó por la reconciliación diplomática con Marruecos y por respaldar el Plan de Autonomía para el Sáhara, (Margallo) dice lo contrario. Todo es posible en plena puja por los votos de cara a las elecciones legislativas.

 

 

Margallo tiene toda la libertad del mundo para expresar y reflexionar sobre Marruecos, pero un exministro debe ser coherente con sí mismo y respetar al lector.

 

- Anuncio -

 

En diciembre de 2021, Margallo dijo que el estado de las relaciones bilaterales entre Marruecos y España es peor por no haber mantenido diversos protocolos que se realizaban entre ambos países: «Las relaciones con Marruecos se han estropeado enormemente desde que la llegada de este gobierno», en referencia a la llegada de Sánchez al Poder en 2018.

 

 

Una vez conseguida la reconciliación deseada por todos, una vez consolidada la nueva asociación estratégica entre ambos Reinos con el apoyo español a la Autonomía del Sáhara, Margallo empezó a cambiar de piel (ideas).

 

 

Durante la entrevista concedida hoy al diario español ABC rehuyó confirmar la importancia de Marruecos como principal socio de España en el Norte de África. Jugando con la palabra, Margallo habló del Magreb, como si fuera un sólo país, sin precisar.

 

 

Margallo critica la acogida de Brahim Ghali en España, al mismo tiempo, critica la decisión de España de respaldar la Autonomía del Sáhara. Es difícil entender las palabras de Margallo.

 

 

Preguntado sobre la nueva decisión española, Margallo responde: «Eso es gravísimo. La prioridad número uno de España se llama Magreb, que es el norte de África. Hay un error que nadie me ha sabido explicar y fue el de invitar al secretario general del Frente Polisario para que se recuperase en España. Este Gobierno ha conseguido algo que no ha logrado ninguno desde Felipe V: enfadar al mismo tiempo a Marruecos, Argelia y al Frente Polisario. Y hemos conseguido otro récord prodigioso: somos el único país de la UE que ha aumentado las importaciones de gas de Rusia», alegó.

 

 

Margallo en su laberinto está dispuesto a manipular la realidad para moldear en su beneficio la «opinión pública» española de cara a las elecciones.

 

 

La entrevista concedida por Margallo al diario El Mundo, el pasado domingo, viene a confirmar el desvío del exministro al analizar las relaciones hispano-marroquíes.

 

 

«Sánchez con Marruecos arranca mal porque no siendo presidente del Gobierno condenó por inútiles las reformas que el rey de Marruecos estaba haciendo para eludir los efectos de la primavera árabe.

Luego no hace la primera visita a Rabat y ellos contestan suspendiendo la reunión de alto nivel y luego tienen el incidente de Ghali y de Ceuta», hasta aquí todo está bien. Margallo confirma lo que decía antes de 2022.

 

 

Luego analiza pensando en las elecciones. «Se produce un nuevo giro con la carta en la que no sé ni dónde está escrita porque no lo pone en el encabezado. Eso ha producido que nos haya sacado del mapa en Argelia, que había sido un trabajo muy concienzudo sabiendo la proyección que tiene. Nosotros estábamos muy bien colocados allí. Las relaciones internacionales de Sánchez son más débiles de las que teníamos nosotros, es más una apariencia que una realidad, y no es casual ni creo que se vaya a corregir. La posición de España en el exterior depende que tengas un gobierno unido. En estas condiciones, es muy difícil hacer política exterior», dijo.

 

 

Las declaraciones de Margallo forman parte del discurso electoral español que no tiene nada que ver con el análisis riguroso. Si el Partido Popular llegara al Poder habría otro discurso «margollista» acerca de Marruecos.

 

 

Margallo sabe que sus deseos actuales no se pueden llevar a la práctica sin echar por tierra la estabilidad de las relaciones hispano-marroquíes. Debe preguntar a su amigo Jorge Dezcallar sobre las fantasías del Polisario. Le dirá que el referéndum es imposible. Los dos, en el fondo, saben que Marruecos es más importante que Argelia para España.

 

 

Mira nuestro otro contenido

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Anuncio

VIDEOS

Entradas populares

CONTINÚA LEYENDO