El marroquí Lamine, la gran revelación de Can Barça en 2022

0

 

 

Rue20 Español/ Fez

 

Lamine Yamal es el nombre de moda de La Masía. La pepita del FC Barcelona lleva varios meses en boca de todos.

 

El joven canterano culé es el más pequeño en debutar en la Youth League, al tiempo que ya se entrena a las órdenes de Xavi con el primer equipo, según reveló Estadio Deportivo.

 

 

 

El prometedor adolescente marroquí Lamine Yamal está atrayendo la atención del FC Barcelona después de asistir a numerosos entrenamientos con el primer equipo catalán, y muchos elogiaron al prodigio de 15 años como el próximo «mini Messi».

 

Yamal fue uno de los 10 jugadores jóvenes que el nuevo entrenador del FC Barcelona, Xavi Hernández, seleccionó para participar en el entrenamiento del primer equipo tras su última victoria en Sevilla a principios de septiembre.

 

Después de que mostró rápidamente su destreza técnica con el balón, Yamal también fue convocado para jugar en la UEFA Youth League.

 

 

Según la prensa española, el regate de Yamal es una de sus habilidades más destacadas.

 

Siendo también decisivo frente a las porterías, Yamal tiene la habilidad de jugar por la derecha, en el mediocampo o detrás del delantero central.

 

Nacido en 2007 en Mataro, un pueblo a las afueras de Barcelona en Cataluña, la estrella del fútbol en ascenso es de ascendencia marroquí y ecuatoguineana.

 

Yamal ha estado llamando la atención desde que tenía 12 años. En 2019, la cuenta oficial de Twitter de LaLiga lo etiquetó como “un mini Leo Messi ” tras publicar un vídeo mostrando sus excepcionales actuaciones durante el torneo de LaLiga Promises.

 

 

Desde que llegó al Juvenil A del Barcelona, Yamal ha jugado en cuatro de los cinco primeros partidos oficiales del equipo, pero no siempre como titular.

 

Jugó en el triunfo (3-0) ante el Viktoria Plzen y en la goleada (3-3) ante el Bayern en la segunda mitad.

 

Yamal vivió su mejor partido ante el Ebro (5-0) el 10 de septiembre, anotando dos goles y demostrando su habilidad para disparar al primer toque.

 

“Siempre está haciendo preguntas y tiene muy buena predisposición para evolucionar. Hay que tratarlo con calma y no precipitar las cosas”, dijo el entrenador del Juvenil A, Óscar López.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.