Ahmed, el éxito de un inmigrante marroquí en España

"Todos somos capaces de llegar a lo que nadie puede imaginar", dijo Ahmed

0

 

 

 

Rue20 Español/ Fez 

 

 

La situación económica, política o social empujó a muchos jóvenes marroquíes a emigrar y buscar otras salidas. No obstante, muchos de ellos volvieron a su país natal, y otros lucharon contra las adversidades lejos de sus familias pero triunfaron y alcanzaron sus sueños. 

 

En la misma línea, la jornada de buenas prácticas titulada ‘Sumando Mundos’, tuvo lugar el pasado 21 de mayo en el Instituto de Educación José Ibáñez Martín de Lorca con la colaboración del Ayuntamiento de Lorca. 

 

Esta jornada se organizó en forma de conferencias, charlas, talleres, una mesa redonda y un día de convivencia para compartir experiencias relacionadas con la importancia de la multiculturalidad y el papel que desempeña en el enriquecimiento de la sociedad, según reveló Islam en Murcia

 

Esta jornada contó con la participación del marroquí Ahmed Oukabli, un joven que actualmente vive y trabaja en Almería, y que estuvo 7 años trabajando en el campo de Lorca.

 

Ahmed reveló a Islam en Murcia los momentos difíciles que tuvo que enfrentar para emigrar, llegar a España y lograr sus metas.

 

«Soy marroquí y tuve que dejar mi país en marzo de 2007 para emigrar en una patera. No sabía si iba a llegar a España o iba a volver a ver a mi familia. Tuve que hacer el viaje más duro de mi vida», dijo Ahmed. 

 

«He estado 30 horas en el mar sin saber dónde estaba ni nada», agregó. 

 

Como muchos jóvenes emigrantes, cuando Ahmed llegó a España lo mandaron a un centro de acogida y empezó a pensar en su futuro y en lo que iba a hacer. 

 

«Cuando llegué a España, me mandaron a un centro de menores de acogida. allí vi a mis paisanos que están trabajando aquí como educadores, ha sido un sueño para seguirlo también», precisó. 

 

«De ahí empecé a soñar con ser educador algún día y estar ayudando a los emigrantes que vienen de Marruecos», añadió. 

 

Integración y éxito, son dos palabras importantes para los emigrantes que decidieron emigrar para conseguir una vida mejor y Ahmed es uno de ellos. 

 

Ahmed desveló las dificultades y los obstáculos que enfrentó en los primeros años como por ejemplo: adaptarse a la vida en España, aprender el español, crear relaciones con los demás, estudiar mucho para alcanzar sus sueños y trabajar mucho en el campo de Lorca. 

 

«Trabajaba 70 horas a la semana desde las 4h de la mañana en el campo de Lorca», confesó Ahmed. 

 

Después de ocupar varios puestos, Ahmed volvió al centro de menores, sin embargo, esta vez la razón es trabajar y realizar su sueño. 

 

Ahmed aprovechó la ocasión para fomentar a los emigrantes que vienen de Marruecos para estudiar el español para luego llegar a lo que ellos quieran. 

 

«Todos somos capaces de llegar a lo que nadie puede imaginar», dijo Ahmed.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.