Gas-inmigración. Argelia continúa su venganza contra España

El Mundo: "Este modus operandi refuerza la tesis de que en la costa argelina, la policía no tiene previsto contener la salida de migrantes a través del mar en cayucos, como sí sucedía cuando estaba en vigor el tratado de cooperación entre ambos países"

0

 

Rue20 Español/ Alhucemas 

 

El régimen militar argelino sigue usando sus chantajes de siempre, el gas y la inmigración, contra España, tras la decisión valiente e histórica del gobierno español de apoyar el plan marroquí de autonomía para el Sáhara, que se considera como un reconocimiento implícito de la marroquinidad del Sáhara.

 

En los últimos días el régimen argelino está jugando la carta de la inmigración para presionar a España.

 

El diario español El Mundo, en un artículo titulado «Argelia cumple su amenaza y empieza a inundar de pateras las costas españolas» publicado ayer, ha afirmado que «Argelia lanzó (anteayer) un nuevo aviso de su malestar con España con otro boquete migratorio con el que confirma la amenaza de no controlar la ruta marítima clandestina». 

 

«La llegada de varias pateras a la costa de Almería evidenció la permisividad de Argel, tal como vaticinaron las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado», escribe el diario.

 

Según El Mundo, los cayucos del litoral almeriense se suman a la avalancha que registraron las Islas Baleares hace tres semanas, cuando llegaron a distintas playas seis embarcaciones con más de 100 personas a bordo en menos de 24 horas. 

 

El episodio migratorio de anteayer en Almería -«que no será el último», según fuentes de la Guardia Civil consultadas por El Mundo– se produjo en paralelo a la clausura de la cumbre de la OTAN, en cuya agenda ha estado muy presente la protección de las fronteras de las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla.

 

«Las embarcaciones comenzaron a llegar a primera hora de la mañana y no lo hicieron de la misma manera que siempre. Es decir, todas a la vez», ha explicado El Mundo.

 

«Este modus operandi refuerza la tesis de que en la costa argelina, la policía no tiene previsto contener la salida de migrantes a través del mar en cayucos, como sí sucedía cuando estaba en vigor el tratado de cooperación entre ambos países», añade la misma fuente. 

 

En cambio, el mismo periódico ha destacado que «el acercamiento con Rabat a propósito del Sáhara ha fortalecido la seguridad y el control por parte de la policía marroquí. Prueba de ello, es la contundencia con la que los agentes repelieron el último y trágico intento de asalto de la valla de Melilla».

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.