Ex primer espía y General español destaca la importancia de Marruecos y manda mensajes

0

 

 

Rue20 Español/ Mouhamedia

 

 

Lo que une a Marruecos y España es más fuerte que lo que les separa. Los dos han sabido andar juntos durante siglos a pesar de las crisis cíclicas. Algo normal entre dos vecinos condenados a entenderse.

 

 

Ambos Reinos, para no volver mucho atrás, han podido en este siglo reforzar la cooperación bilateral y gestionar las discrepancias dentro del diálogo y la prudencia.

 

La última crisis fue el mayor ejemplo ya que Marruecos no suspendió totalmente sus relaciones bilaterales con España. En plena ausencia de los contactos diplomaticos, tras la entrada clandestina de Brahim Gali, presunto líder del Polisario, a España el 18 de abril de 2021, Marruecos mantuvo la cooperación de Seguridad e Inteligencia con España, además de la cooperación económica y empresarial.

 

 

Así se pueden esperar muchas cosas buenas de la nueva etapa inédita entre Marruecos y España.

 

Lejos de los cálculos electorales de algunos círculos políticos, los diplomáticos y estrategas españoles son muy conscientes de la prometedora etapa que se abre.

 

«Hasta ahora con Marruecos hemos hecho cosas buenas juntos. Y en un momento que debería ser un poco incierto como ahora lo que debería prevalecer es lo de seguir haciendo cosas buenas juntos. Y que además es posible», afirmó Félix Sanz Roldán, exdirector del Centro Nacional de Inteligencia y exjefe del Estado Mayor de la Defensa durante su conferencia ‘Hacia un nuevo orden mundial’, organizada esta mañana (jueves) por el Consejo Social de la Universidad de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC).

 

 

A pesar de su apuesta por la reserva como ex primer espía español, Félix Sanz Roldán no desaprovechó la ocasión para expresar su apoyo al acercamiento hispano-marroquí.

 

«Por lo tanto, sin valorar una acción del Gobierno que no debo hacer, tenemos campo suficiente para hacer cosas buenas y juntos en dos direcciones. tanto para apoyar la pertenencia del país vecino a un mundo del estilo europeo, como en lo que puede hacer Rabat para que las inquietudes que vienen de África no nos lleguen o lo hagan pero con menor intensidad», aseguró al ser preguntado por el reflejo de la nueva etapa diplomática hispano-marroquí sobre Canarias.

 

Además, destacó que todavía hay mucho margen para trabajar con Marruecos, aunque no quiso ahondar en las relaciones bilaterales por la debida discreción al haber estado al frente de la inteligencia española.

 

 

Pero llegó a la conclusión de que «hay muchas oportunidades para hacer cosas buenas». Un mensaje claro al Gobierno español para seguir reforzar las relaciones bilaterales con Marruecos lejos del ruido de quienes solo piensan en las urnas.

 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.