Medio mexicano. La decisión española contribuirá a la seguridad regional

"De tal suerte, el cambio de posición de España con relación al Sahara refleja el compromiso de ese país con la Unión Europea y con la OTAN. Asimismo, hace evidente la condición prioritaria de la relación hispano-marroquí, el declive de Argelia como actor político y el fortalecimiento del papel estratégico de Marruecos en el reordenamiento de la arquitectura mundial contemporánea"

0

 

Rue20 Español/ Sidi Kacem 

 

Mohamed Charbi 

 

El diario mexicano El Universal publicó el pasado 8 de abril de 2022 un artículo titulado «España y el Sáhara. La reconfiguración de las alianzas estratégicas en Europa», escrito por el diplomático y ex embajador de la República de México en el Reino de Marruecos, Andrés Ordóñez, donde habla del reciente cambio en la posición de España respecto al Sáhara marroquí

 

Para este periódico de México, «la decisión del gobierno socialista español de apoyar la propuesta de Marruecos para la solución del diferendo sobre el Sahara es un acto de realismo y pragmatismo políticos, que debe ser leída en dos vertientes:

 

Por un lado, en el nivel nacional, es una reafirmación del modelo autonómico español como garante de la integridad territorial.

 

Por otro, ocurre en un momento de reconfiguración de las alianzas estratégicas de Europa en virtud de la compleja coyuntura mundial contemporánea«. 

 

Subraya también que «la guerra en Ucrania y sus terribles consecuencias potenciales, exigen a la Unión Europea garantizar la seguridad del continente y, para ese fin, en su extremo occidente Marruecos es indispensable«. 

 

«En muchos sentidos, Marruecos es para Europa lo que México para Estados Unidos. La seguridad de Estados Unidos depende de la estabilidad de México, así como la de España, Portugal y Europa depende de la estabilidad de Marruecos», destaca.

 

El artículo de opinión del exembajador de México en Marruecos recuerda que «desde 2007 Marruecos ha propuesto como solución al conflicto la integración del antiguo Sahara español como un territorio autónomo bajo su soberanía». 

 

Asimismo, insiste en que la propuesta de Marruecos es «realista» por tres razones:

 

«Primero, porque satisface la observancia del principio de autodeterminación, toda vez que, como lo señala la resolución 2625 (XXV) de la Asamblea General de la ONU del 24 de octubre de 1970, ‘la libre asociación o integración con un Estado independiente o la adquisición de cualquier otra condición política libremente decidida por un pueblo, constituyen formas del ejercicio del derecho de libre determinación de ese pueblo’. 

 

Segundo, porque contempla que el estatuto de autonomía de la Región sea objeto de negociaciones y se someta una libre consulta mediante referéndum de las poblaciones concernidas, conforme a la legalidad internacional, a la Carta de las Naciones Unidas y a las resoluciones de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad. 

 

Tercero, porque contempla una amnistía general y la reinserción de todos, incluido el Frente Polisario, en la vida política, social y económica del Reino».

 

«Vivimos el punto de inflexión en el ritmo de dilución del paradigma de la Guerra Fría y el surgimiento de nuevos retos globales le exige a Occidente reconfigurar sus alianzas estratégicas. En este complicado encuadramiento, la propuesta de Marruecos de 2007 es viable para atender un problema potencialmente riesgoso para la seguridad de Europa y de la Alianza Atlántica«, agrega. 

 

«De tal suerte, el cambio de posición de España con relación al Sahara refleja el compromiso de ese país con la Unión Europea y con la OTAN. Asimismo, hace evidente la condición prioritaria de la relación hispano-marroquí, el declive de Argelia como actor político y el fortalecimiento del papel estratégico de Marruecos en el reordenamiento de la arquitectura mundial contemporánea«, concluye. 

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.