Las medidas que baraja el gobierno para afrontar la sequía

"Marruecos perderá 2.000 millares del total del índice de crecimiento nacional total"

0

 

Rue20 Español/ Fez

 

Meryem Ghoua

 

Las regiones de Marruecos están afectadas por la sequía y experimentan un importante déficit hídrico, lo que podría afectar gravemente a la campaña agrícola, especialmente a los cultivos de otoño.

 

«La falta de lluvias ha llevado a algunos agricultores a no invertir en cultivos de primavera, prefiriendo reservar sus parcelas para el ganado natural», comentó Mehdi Idrissi.

 

En este sentido, las autoridades marroquíes han decidido otorgar una ayuda de emergencia de 10 mil millones de dírhams para ayudar a los agricultores afectados.

 

El Gobierno marroquí reconoció la existencia de una “crisis” por el retraso de lluvias y los altos precios de algunos materiales básicos, lo que llevó a algunos marroquíes a salir a la calle para exigir reformas sociales y económicas.

 

Para paliar esta situación, existen «tres medidas para abordar el empeoramiento de la crisis económica en Marruecos; Primero, recurrir al endeudamiento, que es el camino más fácil, sabiendo que Marruecos solicitó recientemente 1.200 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional, o recurrir a los impuestos. Luego hay otro mecanismo relacionado con la imposición de una política de austeridad y racionalización del gasto”, explicó Omar Kettani, analista económico.

 

«Marruecos perderá 2.000 millares del total del crecimiento nacional total, ya que se esperaba llegar a un índice del 3,3%, pero todas las expectativas apuntan a una cifra del 1,5%, una diferencia de 1,8 del interior nacional estimado en 120 mil billones», añadió.

 

El mismo analista desveló, en declaraciones al diario digital Hespress, que los sucesivos gobiernos de Marruecos, incluidos el actual, recurren con frecuencia a las dos primeras opciones (endeudarse e imponer impuestos) debido a la naturaleza y estilo de vida del Estado y las instituciones públicas que se basan en privilegios.

 

Cabe destacar que el propio ministro de Equipamiento y Agua, Nizar Baraka, ha alertado sobre «el gran retroceso» de los recursos hídricos embalsados, un problema que calificó de «estructural».

 

En los informativos de la televisión pública 2M, Baraka afirmó la semana pasada que los embalses del país registran sus niveles mínimos, que no superan el 33,9 % (frente a un 62 % en 2018), mientras que el nivel del pantano Al Massira (situado en la región de Casablanca), el segundo más grande del país, está a un 7 % de su capacidad.

 

En fin, Omar Kettani criticó el enfoque de los préstamos del gobierno actual para abordar las repercusiones de la crisis económica y social en Marruecos y señaló que los impuestos son una opción difíciles porque generan crisis sociales adicionales.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.