Wiechers: Marruecos tiene un enorme potencial para generar crecimiento económico

Cooperación universitaria Marruecos-México: Tres preguntas al presidente de la Universidad Nacional Autónoma de México

0

 

 

 

Rue20 Español/ Rabat

 

Por Aimad Ouhakki

 

La Universidad Nacional Autónoma de México es la institución académica más importante del país norteamericano. También es la mayor universidad de un solo campus en los dos continentes americanos en cuanto a número de estudiantes y la única universidad mexicana que cuenta con premios Nobel entre sus alumnos. Su campus también está clasificado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad.

 

En esta entrevista concedida a MAP-México, el presidente de esta prestigiosa institución, Enrique Graue Wiechers, aborda el potencial y las perspectivas de la cooperación académica y científica entre su país y Marruecos, así como la contribución de dicha asociación para fortalecer aún más la dinámica de las relaciones entre ambos países.

 

1. ¿Qué papel cree que puede desempeñar la comunidad académica para estimular la cooperación entre México y Marruecos?

 

Gracias a su posición estratégica como enlace entre África y Europa, Marruecos tiene un enorme potencial para generar crecimiento económico y fomentar el desarrollo de las relaciones internacionales. Esto también se aplica a México en América Central y del Norte. Compartimos, en mi opinión, más o menos los mismos activos, las mismas aspiraciones, pero también tenemos retos en común.

 

Por ello, creo que la cooperación académica es una de las mejores bazas para elevar el nivel de las relaciones de cooperación al nivel esperado y diversificar las oportunidades de asociación, sobre todo teniendo en cuenta los progresos realizados por Marruecos y sus avances en diversos campos de gran importancia hoy en día a nivel mundial.

 

Enrique Graue Wiechers

 

Es un honor para mí haber recibido el título de Doctor Honoris Causa de la Universidad Mohammed V de Rabat. Siento la inmensa obligación de trabajar por la consolidación de esta estrecha y fructífera cooperación entre nuestros dos países, no sólo a nivel académico, sino a todos los niveles.

 

2. ¿Cuáles son los principales objetivos de esta cooperación académica?

 

En los próximos años se prevén diversos ámbitos de cooperación entre instituciones académicas, que abarcan tanto las humanidades como las ciencias. Pero veo un enorme potencial en el intercambio de experiencias y en la investigación científica, especialmente en el ámbito de las energías renovables, un sector en el que Marruecos ha hecho enormes progresos en la región. Es un área que los mexicanos deberíamos explorar y beneficiarnos de la experiencia pionera de Marruecos en este ámbito.

 

La agricultura también ofrece un gran potencial de cooperación entre nuestros dos países. México podrá aprovechar la experiencia marroquí en todos los ámbitos de especialización para reforzar la competitividad del sector agrícola.

 

A este respecto, cabe destacar la importante cooperación entre nuestra universidad y algunos institutos universitarios marroquíes en el ámbito de las ciencias biológicas, que deberíamos desarrollar aún más.

 

3. ¿Cómo ve el futuro de la cooperación entre su universidad y las universidades marroquíes?

 

Existe ya una cooperación muy estrecha en diversas disciplinas y áreas del conocimiento que, sin duda, la Universidad Mohammed V y el Reino de Marruecos pueden consolidar aún más con México. Me alegro de la voluntad y el entusiasmo expresados por la parte marroquí para aumentar esta cooperación en el futuro.

 

Por lo que a mí respecta, tengo previsto ir a Marruecos próximamente, acompañado de un equipo del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Nacional Autónoma y del coordinador de investigación científica encargado de los institutos más importantes con los que podemos cooperar en Marruecos, para promover esta cooperación y darle un nuevo impulso.

 

He tenido la oportunidad de visitar Marruecos varias veces. Me impresionan las peculiaridades del Reino de Marruecos, y creo que nuestros pueblos y culturas tienen mucho en común.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.