Chile sufre una sequía histórica

Chile experimenta una sequía histórica y el 53% de las comunas están bajo decreto de escasez hídrica

0

 

 

RUE20 ESPAÑOL/ RABAT

 

El 2021 fue uno de los años más secos por los que tuvo que atravesar Chile y unos 184 municipios chilenos se encuentran con decretos de escasez hídrica, situación que se podría agravar en los próximos años, según los especialistas.

 

De acurdo al último Informe Hídrico de la Dirección General de Aguas (DGA), la falta de lluvia en grandes ciudades llega al 98% de déficit en comparación a años normales.

 

Por esto, en la actualidad 184 comunas tienen decretos de escasez hídrica, repartidas desde las regiones de Atacama (al norte del país) hasta Los Lagos (ubicada en el sur) y 8.250.000 personas viven con racionamiento constante.

 

Embalse Los Aromos, hoy a menos del 6% de su capacidad, va rumbo a su sequía definitiva. La situación de la gran reserva de agua potable para el Gran Valparaíso ahora ha obligado a la empresa sanitaria a la búsqueda subterránea de reservas para la demanda de 500.000 clientes

 

 

Aunque el año pasado el consumo humano de agua diario a nivel nacional se redujo en casi 10 litros, llegando a 161 diarios, ese promedio es desigual.

 

«Mientras algunas comunas tienen un consumo muy por debajo del promedio mundial por el racionamiento y la sequía, otras lo cuadriplican», advirtió Evangelina Dardeti, investigadora del Centro de Estudios Públicos de Chile (CEP).

 

En este sentido, varios especialistas señalaron que el fenómeno de la escasez no está asociado solamente a la falta de lluvia, también influye la forma de distribución.

 

Según un estudio global elaborado por el World Resources Institute en 2019, el 44% de los problemas de brechas y riesgo hídrico en las cuencas de Chile se originan en fallas en la gestión del agua y su gobernanza.

 

Pero el hecho de que la región de Los Lagos, una de las más húmedas del país, se haya declarado en emergencia elevó la tensión en la agenda pública.

 

Una investigación, realizada por un equipo multidisciplinario de la Universidad Católica de Chile, Universidad de Chile y Universidad de Tarapacá dio cuenta de que los grandes lagos andinos han perdido en los últimos años hasta un 25% de su agua.

 

En relación a esto, Matías Asun, director de Greenpeace para Chile, planteó que a la ausencia de lluvias -una de las consecuencias más visibles-, se suma un problema en la cordillera de Los Andes.

 

“La crisis climática se expresa en Chile fundamentalmente en un déficit de precipitaciones, ya sean lluvias o caída de nieve. Esa nieve alimenta campos de nieve, penetra al interior de la tierra cargando napas subterráneas y se compacta en la zona de acumulación de glaciares, para que estos se recarguen”, explicó.

 

Según la Estrategia Nacional de Glaciares, Chile cuenta con una de las mayores y más diversas reservas a nivel mundial, con el 3,8% del área total del planeta (excluyendo a la Antártica y Groenlandia) en su territorio.

 

En 2016, esto se traducía en un volumen de 3.532 km3 de agua congelada y un total de 24.114 glaciares en el país.

 

La mayoría de estas reservas vitales, sin embargo, se encuentra retrocediendo abruptamente.

 

Un estudio de mayo de 2021 realizado por los departamentos de Geología e Ingeniería Civil de la Universidad de Chile y el Centro Avanzado de Tecnología para la Minería (AMTC), demostró que hasta el año pasado los glaciares de las regiones de Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins estaban cada vez más expuestos a procesos de pérdida de masa, ya que sus hielos se están oscureciendo, propiciando la absorción de la radiación solar, lo que se conoce como efecto de albedo. MAP

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.