Sánchez y Biden. La foto perdida en plena decadencia de la marca España 

0

 

 

Rue20 en español/ Rabat
Jamal Bourfissi

Tras su fracaso en reunirse con Biden, Sánchez insiste en sostener una nueva reunión con el presidente de Estados Unidos para encubrir el fracaso de su gobierno.

Pese al escandaloso encuentro histórico entre el presidente estadounidense Joe Biden y el presidente de gobierno español Pedro Sánchez, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, parece que Sánchez sigue insistiendo en conseguir una fecha para reunirse con Biden.

«Moncloa ya está trabajando en una nueva intentona de acercarse a Biden para sacarse de encima aquel ‘revolcón’,» según Okdiario.

La misma fuente, refiriéndose a fuentes diplomáticas estadounidenses, destaca que» Moncloa busca un encuentro de ambos «sentados», charlando y de cierta duración. Una foto ‘de verdad’».

Desafortunadamente para Sánchez, la agenda del presidente estadounidense no permite un encuentro real entre los presidentes de los Estados Unidos y el jefe de gobierno español.

«El gabinete de Joe Biden ha dado un portazo a esta posibilidad alegando la apretada agenda del presidente estadounidense», Según la misma fuente, quien agregó que» los esfuerzos del equipo de Sánchez y de Exteriores se centran en lograr una foto en la única gran cita en la que ambos líderes coincidirán en lo que queda de 2021: la Cumbre del Clima de Glasgow.» Pero incluso para esta ocasión, no hay posibilidad de que se lleve a cabo el encuentro Biden-Sánchez, y todo indica que no será así.

El problema es que el orden del día de esa cumbre está muy apretado y no será fácil encajar ese encuentro Sánchez-Biden.

Nada explica la insistencia de Sánchez en encontrar a Biden. El jefe de Gobierno español se enfrenta a crecientes presiones internas.

La crisis que su gobierno provocó con Marruecos sigue presente, y se ha ido profundizando, tras la exclusión de los puertos españoles de la operación Marhaba, y la persistente negativa marroquí a reanudar las relaciones bilaterales entre los dos países.

La situación interna en España no juega a favor de Sánchez. Todas las expectativas, indicadores y sondeos de opinión confirman el creciente enfado contra el gobierno socialista favorece a la derecha(el PP) si las elecciones se organizan hoy.
La política exterior del gobierno de Sánchez ha demostrado su fracaso tras la profunda crisis que provocó con Marruecos tras recibir al verdugo de Tinduf, Brahim Gali, en suelo español en secreto y bajo una falsa identidad.

Este escándalo todavía está interactuando y puede presagiar algo peor. Existe una presión creciente de las ciudades ocupadas de Ceuta y Melilla, que están experimentando una asfixia comercial y económica sin precedentes debido al cierre de las fronteras con Marruecos. La situación en las dos ciudades está empeorando a la luz de los indicios de que Marruecos seguirá manteniendo sus fronteras cerradas a las dos ciudades ocupadas.

Sánchez intenta encontrar una salida a todos estos problemas a través de una supuesta reunión con el líder de la mayor potencia mundial.

Sánchez deposita grandes esperanzas en esta reunión para darle fuerza moral y encubrir el fracaso de sus políticas, especialmente su política exterior.

La fallida política exterior de Sánchez y su crisis con un importante vecino, Marruecos, contribuyeron en el debilitamiento del peso de España en Europa e internacionalmente.

Los errores del gobierno de Sánchez han dañado la imagen de España en Marruecos y en el mundo. En lugar de que Sánchez recurra a la práctica de la autocrítica y aborde los desequilibrios de sus políticas, para devolver la consideración a España, su principal interés se ha limitado a encontrar a Biden. Pero la insistencia de Sánchez en reunirse con el presidente de los Estados Unidos de América no resolverá los problemas de España, ni restaurará la imagen de Sánchez, que ha caído por los suelos .

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.