Marruecos. El gobierno comparece ante el Parlamento para rendir cuentas 

0

 

Rue20 en español/ Rabat

Jamal Bourfissi

El próximo martes, la atención de la opinión pública marroquí se prestará al Parlamento, cuando éste presentará sus resultados durante la actual legislatura (2016-2021). El presidente del gobierno, Saad eddine Al Othmani, defenderá el resultado de la obra de su legislativa, mientras la oposición parlamentaria se movilizará para enfrentar al gobierno por su incapacidad para cumplir con sus compromisos figurados en el programa de gobierno.

Habrá un enfrentamiento político entre el gobierno por un lado y la oposición, por otro. Esta sesión es de especial importancia porque se produce solo unas semanas antes de la organización de las elecciones comunales y legislativas en Marruecos, previstas para el próximo mes de septiembre.

A pesar de las dificultades encontradas por el actual gobierno (ya que tardó en formarse), Al-Othmani confirma que ha logrado muchos avances, entre los cuales la firma del acuerdo de diálogo social el 25 de abril de 2019 a un costo de más de 14 mil millones y 250 millones de dirhams, que permitió la solución de una serie de expedientes sociales acumulados, especialmente en el sector de Educación.
Al-Othmani también registró el enfoque de sucesivas leyes financieras en las tendencias sociales que consolidan la orientación del gobierno de mejorar los recursos humanos necesarios para mejorar el desempeño de sectores sociales como los sectores de educación y salud, elevando el número total de empleos creados dentro del marco de las leyes financieras desde 2017 a más de 170.000 puestos de trabajo, la mitad de los cuales están dirigidos al sector educativo.
Durante el actual mandato del gobierno, el programa «Tayseer» se generalizó para incluir el mundo rural y urbano para la educación secundaria con una dotación financiera cercana a los dos mil millones de dirhams.

También del lanzamiento del programa de generalización de la educación primaria con un presupuesto de más de 1.3 mil millones de dirhams. Además de adoptar los textos normativos para la generalización de las coberturas de salud y jubilaciones en beneficio de autónomos y profesionales independientes.

A nivel de eliminar las diferencias espaciales, y según el gobierno, los créditos asignados a este programa destinado a romper el aislamiento del mundo rural superaron los 28 mil millones de dirhams.

El gobierno afirma su interés en el campo social, y que ha elevado significativamente las asignaciones para los sectores sociales, especialmente en los sectores de educación y salud, con el objetivo de asegurar la sostenibilidad de la educación generalizada, combatir el abandono escolar y mejorar los servicios de salud. El gobierno también asignó el mayor número de puestos a estos dos sectores.

Por otro lado, existen críticas dirigidas al gobierno por su incapacidad de cumplir con sus compromisos incluidos en su programa. En este caso, el gobierno no logró los indicadores económicos que había adoptado, por ejemplo, no logró una tasa de crecimiento que oscilaba entre el 4,5 y el 5,5%.

El gobierno tampoco no logró reducir la tasa de desempleo al 8.5 %. El gobierno no logró la meta de reducir el endeudamiento de la tesorería a menos de 60 % del producto interno bruto, ya que la proporción se mantuvo en niveles más altos, no inferiores al 80 por ciento.

También hay críticas dirigidas al gobierno por su abandono de los subsidios para muchos artículos de consumo como el combustible, y planeaba ceder los restantes materiales subsidiados como el gas butano y el azúcar, pero pospuso la toma de esta decisión por temor a que esto afectaría negativamente el poder adquisitivo de los ciudadanos y provocaría enojo en la calle.

Por supuesto, hubo un gran trabajo y esfuerzo realizado por el Estado en todos los niveles, especialmente en términos de infraestructura, económicos y sociales, pero el gobierno liderado por el partido islamista no logró sentar las bases básicas que permitan a Marruecos ponerse al día con los países emergentes. Este sigue siendo un proyecto para el futuro.

Aunque el Estado, gracias al rey Mohammed VI, realizó un gran esfuerzo en el campo de grandes proyectos que le permitieron mejorar la contribución de varios sectores al crecimiento económico nacional, y al éxito de sectores industriales como el automóvil, la aeronave, en las áreas de tecnologías de la comunicación y la gestión de los recursos naturales, el gobierno no hizo un esfuerzo paralelo para acelerar el ritmo de crecimiento económico y acelerar el proceso de incorporación de Marruecos a los países emergentes .

En este sentido, hay una deficiencia llamativa a nivel de desarrollo del modelo económico y la promoción del empleo, que constituye el tercer pilar del programa de gobierno.

Si bien el gobierno ha incluido dentro de su programa la promoción y el fomento del espíritu empresarial a través de incentivos fiscales y financieros, y se ha colocado en el centro de sus prioridades facilitar la vida de la empresa y liberarla de las limitaciones de los complejos trámites administrativos, sin embargo, un gran número de empresas ha continuado enfrentándose a muchos problemas que se han agravado después de la propagación de la pandemia Covid-19. Muchas de estas empresas se han declarado en quiebra y han despedido a sus trabajadores, lo que ha exacerbado la fragilidad de las empresas productivas e industriales y aumentó la tasa de nuevos desempleados.

Se debería notar que las elecciones parlamentarias, comunales y regionales se llevarán a cabo el miércoles 8 de septiembre y las elecciones para miembros de la Cámara de Consejeros se llevarán a cabo el martes 5 de octubre.

Con el fin de implementar la agenda electoral en las condiciones adecuadas y al ritmo requerido, el gobierno ha tomado recientemente la iniciativa de publicar varios proyectos de decreto relacionados con estas elecciones.

Así, el Consejo del Gobierno que tuvo lugar este jueves aprobó 10 proyectos de decreto sobre las próximas elecciones. Se destaca especialmented el Proyecto de Decreto que fija los plazos y las modalidades de utilización de la participación del Estado en el financiamiento de las campañas electorales llevadas a cabo por los partidos políticos que participen en las elecciones generales para la elección de los miembros de la Cámara de Representantes.

El Proyecto de Decreto que establece los plazos y las modalidades relativas a la utilización de la participación del Estado en la financiación de las campañas electorales realizadas por los partidos políticos que participan en las elecciones generales comunales y en las elecciones generales regionales, así como en la financiación de las campañas electorales realizadas por los partidos políticos y sindicatos que participan en la elección de los miembros de la Cámara de Consejeros.
El Proyecto de Decreto que establece el límite máximo de los gastos electorales de los candidatos en las campañas electorales para las elecciones generales y parciales para la elección de los representantes.

El Proyecto de Decreto que fija el límite máximo de los gastos electorales de los candidatos durante las campañas electorales para la elección de los miembros de la Cámara de Consejeros, de los consejos de las regiones, de los consejos de las prefecturas y de las provincias y de los consejos de las comunas y de los distritos.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.