El asesinato de un joven marroquí a sangre fría destapa la otra cara racista de España y el fracaso del gobierno de Sánchez

0

RUE20 ESPAÑOL / RABAT

Los marroquíes, en particular, y los extranjeros, en general, están pagando los platos rotos de la mala política social y migratoria del Gobierno actual.

España se va convirtiendo en un refugio del racismo y del odio contra el otro.

El asesinato de un joven marroquí es una pura muestra de la nueva lacra que amenaza nuestro vecino ibérico.

La tarde de ayer domingo 15 de junio, la Cafetería El Muelle en Murcia conoció un acto de xenofobia que se culminó con la muerte de un joven marroquí de 39 años, Younes.

El asesino, Carlos de 52 años, caminaba “con tranquilidad” mientras sujetaba en la mano una pistola, según captaba una cámara de seguridad, entró en la cafetería y sin más pegó tres tiros en el pecho de Younes.

“No quiero moros en el local”, dijo el asesino antes de salir y volver a cometer su crimen.

El hecho desató la ira de la comunidad marroquí en España que pide la aplicación urgente de la justicia, así como condenar a este asesino de terrorista.

Cabe recordar que no es la primera vez ni será la última que un ‘moro’ sea víctima de actos de xenofobia por parte de una parte de la población española que sigue llevando un odio eterno hacia los marroquíes.

También, las declaraciones anti-marroquíes de algunos círculos gubernamentales y partidistas no ayudan a crear un ambiente de convivencia entre los extranjeros y los españoles.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.