Marruecos acusa a España de europeizar la crisis actual y de la politización de la migración

Eurodiputados piden un apaciguamiento de las tensiones recientes entre Madrid y Rabat

0

RUE20 ESPAÑOL/ RABAT

A pocas horas de la discusión de una propuesta de resolución conjunta sobre la posible utilización de menores por parte de las autoridades marroquíes en la crisis migratoria de Ceuta, mañana en el seno del Parlamento Europeo (PE), Marruecos ha dejado muy claro que España trata de europeizar una crisis diplomática bilateral.

Fuentes muy cercanas al asunto explican a este diario “Rue 20” que la propuesta de resolución conjuntada planteada por algunos eurodiputados europeos intenta desviar la atención de los europeos y los españoles para que no se fijen en la raíz de la crisis que es la acogida del presunto líder del Polisario, Brahim Gali, bajo una identidad falsa. 

El ministro marroquí de Exteriores, Naser Burita, afirmó este miércoles que el Gobierno español «trata de europeizar una crisis que es bilateral» entre Marruecos y España y que «no terminó el 1 de junio», con la salida de Brahim Ghali de España.

«La crisis está ahí porque siguen sus causas profundas», continuó Burita, que se expresaba así durante una comparecencia ante la prensa tras la visita de su homólogo húngaro, Peter Szijjarto, según EFE.

Hasta en cuatro ocasiones repitió Burita que «la crisis es bilateral» y «política», mientras que España «trata de europeizarla y desviarla de sus causas conocidas, cada vez reconocidas por más actores», dijo.

«Es ante todo una crisis de confianza mutua, ligada a una actitud que Marruecos considera contraria al espíritu del partenariado: el fondo es la coherencia entre los actos y las palabras sobre el separatismo (pues) no se pueden prohibir el separatismo en tu país y fomentarlo en el vecino».

Todavía no se ha expresado el Gobierno marroquí sobre la propuesta que se vota mañana en el PE.

Pero Burita se refirió a la cuestión migratoria en las fronteras de Ceuta: «No tenemos lecciones que recibir, nosotros actuamos como los socios que somos», dijo en referencia a las acusaciones de haber fomentado, activamente o por negligencia, la emigración masiva los pasados 17 y 18 de mayo de más de 10.000 de sus ciudadanos a la ciudad de Ceuta, explica EFE.

En un intento de manipular la realidad de la crisis actual, la propuesta de resolución “rechaza el uso de controles fronterizos y migratorios por parte de Marruecos, y en particular de menores no acompañados, como presión política contra un Estado miembro de la UE; lamenta, en particular, la participación de niños, menores no acompañados y familias en el cruce masivo de la frontera de Marruecos a la ciudad española de Ceuta, poniendo en claro riesgo su vida y su seguridad”.

Sin embargo, lamenta “la profundización de la crisis política y diplomática, que no debería socavar ni las relaciones estratégicas, multidimensionales y de vecindad privilegiada entre el Reino de Marruecos y la Unión Europea y sus Estados miembros, ni la cooperación de larga data basada en la confianza en los ámbitos de la lucha contra terrorismo, tráfico de personas y drogas, políticas migratorias y comerciales”.

La propuesta considera que “los desacuerdos bilaterales entre socios cercanos deben abordarse mediante el diálogo diplomático; pide un apaciguamiento de las tensiones recientes y un retorno a una asociación UE-Marruecos constructiva y fiable”.

También, “destaca la importancia de reforzar la asociación UE-Marruecos, que debe tener en cuenta las necesidades de ambos socios de forma equilibrada y en pie de igualdad;

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.